LEÍDO: “Muchas tardes y buenas gracias” de Antonio Marín Albalate


   En la competición desbordante y desquiciante de memes fotográficos, vídeos virales y textos chistosos que emergen a la velocidad de la luz e hiperactualizan nuestros móviles o muros digitales, el Partido Popular genera, por encima de cualquier partido político español, abundantes y variadas alergias, pero lo que es indiscutible es su sólida medalla de platino como generador de humor. Ha llevado incluso a Antonio Marín Albalate a glosar poemas, aforismos y coplillas burlescas basadas en el inimitable Marianico Rajoy, aderazadas a veces con alguna perla de la “saqueadora” Mª Dolores de Cospedal o el “hondureño” Federico Trillo.
   Y es que sólo con el material de citas que prenden la mecha de estas breves glosas albalatianas se te desencaja la mandíbula. Este recién ex-presidente del gobierno es realmente un pozo sin fondo.


   El epitafio de Joaquín Costa fue “No legisló”. Si alguien organizase una votación para que cada español decidiese qué epitafio debería inscribirse en la futura lápida de Rajoy, yo me quedaría indudablemente con “¡Los chuches! ¡Van a subir el IVA de los chuches!”, aunque reconozco que es dificilísimo elegir en el océano marianil.

Comentarios